miércoles, 24 de marzo de 2010

FERIADO

Confieso que en su momento a mí tampoco me gustó mucho esto de declarar feriado al 24 de marzo. Hay fuertes argumentos en contra aunque también son muy atendibles los argumentos a favor.
Lo cierto es que, desde que no se trabaja, las movilizaciones de este día son multitudinarias, semejantes a los años que simbólicamente tienen mas peso (los "redondos", 20, 25, 30). Es indiscutible, entonces, que el feriado favoreció la movilización, incluso de aquellos que en sus marchas reparten volantes contra el "feriado kirchnerista".
La experiencia es concluyente: el feriado se impuso, sobre todo, contra la insistencia mediática de ningunear la fecha y alentar el esparcimiento y el ocio.
Nuevas generaciones, nuevos sectores sociales y nuevas formas de convocatoria renovaron el viejo pedido de Memoria, Verdad y Justicia.